Hacerse cargo.


Aprender a escuchar y aceptar los enojos y dolores ajenos, en vez de pelear para lavarse las manos.
Si el dolor o enojo existe, queriendo o no, algo hiciste.
Escuchar. Hacerse cargo.
Cura en vez de pelear.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada